Emma Barrandéguy : Estación Quilmes Estación Quilmes:   Emma Barrandéguy

  Emma Barrandéguy

14 de enero de 2012



Los Jubilados


Interminables filas bajo el sol o la lluvia,
con las ropas gastadas
y los tobillos gruesos,
sin cigarrillos ni bufandas costosas,
pantalones que caen sobre viejos zapatos,
las manos en los bolsillos
y la charla que da paso a sus quejas
contra los hijos, las nueras, los gobiernos,
las cajas, los precios, los alquileres, los colectivos,
los empleados, los jóvenes, las vestimentas
de este tiempo
y también contra el tiempo
y el gendarme de adelante
que con cuarenta años cobra
no sé cuántos millones.
Celosos, mezquinos, intercambiando remedios,
toses, medias lunas,
noticias de fútbol, de la violencia,
caramelos, escupidas.
Mirando como a un extraño
al viejo deportista que se mantiene erguido
o a la vieja alegre con un pañuelo de seda
al cuello.
Codiciando niñas
o comidas sabrosas.
Recordando antiguos cuentos de oficinas,
películas, la pelea de Firpo.
Narices rojas, ojos turbios,
anteojos pasados de moda,
pelambres, gorras, sombreros,
mechones desteñidos en las sienes.
Contando las monedas que les quedan
y el cajero
disimulando que los odia
porque le meten los recibos bajo el vidrio,
le piden cambio
y no acaban, no acaban, Dios mío
de venir a cobrar todos los meses.



Emma Barrandéguy
Argentina (1914 – 2006)



En: Poesías completas
Ed. Del Copista – 2009

Obra: de Cristina Vidal de la serie Los Jubilados
Extraída del sitio 1000artistas.com

2 comentarios :

poesiadelinterior dijo...

Muy buen y durísimo poema. Gracias amigos por el laburo que hacen siempre. Es admirable. Abrazo afectuoso. Raúl

Estación Quilmes dijo...

Una de las tantas cosas que produce la POESÍA es recuperar la capacidad de ASOMBRO.
Gracias Raúl

Abrazo
Valeria y Fernando