Estación Quilmes: 08-nov-2010

  Hugo Mujica

8 de noviembre de 2010




Alba


Quieto,

como no moviéndose

para que la sangre no rebase

la boca


Quieto,

como sintiendo un pájaro

herido

en la palma de la mano

sin cerrar la mano

sin abrir los ojos.

hay una fe que es absoluta:

una fe sin esperanza.





Hay perros que mueren de la muerte de su amo


Hay perros

que mueren de la muerte de su amo

cuerpos que no hacen el amor,

hacen el miedo

que no se agitan,

tiemblan.

Y hay hombres

en los que muere dios

como una gota de lacre

sobre el pecho

de un torso de mármol,


son los que lloran cuando creen

estar hablando,

o gritan soñando, pero al alba

olvidan el grito

con que encendieron la noche.

Hay hombres en los que gime dios

por no encontrar un hombre

donde morir de carne,

pero no llora como quien lo hace

solo,

llora como quien llora abrazado a un niño.




Hugo Mujica
Nació en Buenos Aires en 1942.