Estación Quilmes: 29-ago-2011

  Roberto Díaz

29 de agosto de 2011




VII Memoria de un patio

A Reynaldo Martín, hermano de canciones



Hay infinitas formas de recrear el patio,
atraer la memoria a la infancia.
Un niño abstraído, en medio de la tarde,
juega solo, habla solo, inventa y hasta sueña.
El patio está en silencio, escuchándole.

Ahora, ese patio sale a contar aquello
y describe la mirada del niño
que quedó suspendida entre las macetas.

El patio es el gran narrador, el protagonista
principal, el orador elocuente
mientras el niño se empequeñece,
se va haciendo viejo, se diluye
entre las múltiples baldosas.

El patio no existe más; sin embargo,
resucita de la mano de ese hombre que,
inevitablemente, quiere acordarse,
quiere verse jugar de nuevo.

Sólo la muerte podrá concluir
con esta terca visión
de un patio que ya no existe
y de un niño que tampoco está;
sólo en la memoria, ambigua, confusa,
de alguien que está abrazando el adiós.


Roberto Díaz
Argentino (1938 – 2011)



De: “Oscuro labio de la noche”
Ed. Andrómeda - 2004