Estación Quilmes: 10-ago-2010

  Carlos Patiño

10 de agosto de 2010




Atrás, atrás


Buscaremos el modo de borrar la tristeza
de convertirla en música y en cantos/
de acorralarla al menos/ o volverla chiquita y obediente.
La tristeza es una neblina misteriosa que segrega la vida
cuando mueren los sueños, los amores, los jóvenes, los niños
y los pájaros. Anda bajo la piel, te vuelve loco,
te obliga a rascarte el corazón
a no mirar de frente, a caminar pegado a las paredes.
La tristeza hace aullar a los perros
porque huele distinto y les molesta.
Ya sé que no es muy fácil derrotarla
que tiene fabricantes en todos los despachos/
pero debemos hallar el modo
de acorralarla al menos/ o volverla chiquita y obediente.
¿Cuántas veces lo hicimos?
Cada vez que paseamos nuestras manos por el cuerpo querido
cada vez que nos dicen “yo te amo”
cada vez que un niño se embadurna la boca en chocolate
cada vez que la gente reclama sus derechos
que una abuela sonríe
o que un soldado tira sus armas al armario y se pone a mirar la televisión.
Muchas veces lo hicimos. Muchas veces lo hacemos.
Por eso no podemos permitir que esta vez
en que sus cómplices y socios aportantes
emprendedores, serios, entusiastas,
trabajan duramente para subirla al trono de todas las cabezas
puedan llegar a hacerlo.
Buscaremos el modo de borrar la tristeza
de convertirla en música y en cantos/
de acorralarla al menos/ o volverla chiquita y obediente



Carlos Patiño
Argentina – 1934

De “Buscados (pero no hay recompensa)”
Ed. El ojo de la ballena - 2005