Estación Quilmes: 08-nov-2013

  Amalia Pérez

8 de noviembre de 2013





locos de luna


al barrio lo agarró desprevenido

tres locos de luna
de hace treinta años
le dieron en la base
pisaron la vereda en pura dinamita no toda humedecida
apuntaron en la noche del abasto
revocaron la mole irrespetuosa

borrachos que no han comido vidrio
un tiro al hombro los hizo como sabios
mecha que habían guardado en el bolsillo
estruendo sorprendente en los cimientos

nadie se enteró de nada
nadie se quiso hacer cargo de esa noche

los locos que no comen vidrio
sólo tienen un resto de bala entre sus cosas
algún testigo bienvenido
una ondulante certeza que resiste




me caíste a contra sol

al pibe que me puso un revolver en la cabeza
aquella siesta, en un barrio de San Martín


me caíste a contra sol estrellado entre mis ojos
sentí escapada a los dos
la suerte contra el portón
cuando me hiciste un dibujo en la mitad de la frente
bajorrelieve fatal de gatillo despertando
frío tu susto y el mío
milonga nuestra de apuro

abrasados por la bronca
me dolió la mueca de tu cuello
tu bicicleta perdida sin remedio
mate cocido porteño
atrapado por las luces de una mesa tendida para otros

te estas creciendo sólo y lo sabés
solas tus uñas con vos
con tu revolver pesado

desaparecido desde antes de la cuna
me morís y no me importa
y me quedo de este lado
y no soporto mis pájaros cuervo en tus ojos cuenco
me morís y no me importa
y me quedo de este lado
y no soporto mis pájaros cuervo en tus ojos cuenco



Amalia Pérez
Argentina, nació en Lomas de Zamora

De "Algo de la historia de ésta historia" (El libro segundo: Paisajes alentadores y otras yerbas)