Estación Quilmes: 30-mar-2010

  Marosa di Giorgio Medici

30 de marzo de 2010




Una terrible mariposa negra llegó a la noche y se posó en el techo. Sabía todos los juegos sexuales. Aterrados nos hicimos los desentendidos. Pero ella bajó; hasta murmuró algo; a uno, le pegó en el rostro; a otro se le paró en el pecho; yo corrí, llamando a alguien que no estaba, la casa solitaria, el viento.
Ella me cercó, me conminó; a cada uno, cercaba y conminaba. Estuvo activa durante toda la noche; logró, paso a paso, sus designios. En el alba se fue sobre las arboledas.
Cerramos, dos veces, las ventanas, las cortinillas. Que no llegase, nunca más, el día. Huimos a la oscuridad, locos de miedo y de vergüenza.



Marosa di Giorgio
Uruguay
de “Carros fúnebres cargados de sandías” en “Papeles Salvajes II”. A. Hidalgo Editora.


Obra: Fuego - Arcimboldo