Estación Quilmes: 15-jul-2012

  Carlos Skliar

15 de julio de 2012























Escribo porque no comprendo. Para repetir una y otra vez esa encrucijada de palabras con la que no logro descifrar el tiempo. Escribo para recordar sonidos que de otro modo se perderían en el lodo vertical de la memoria. Para invocar y provocar gestos de amor de los que no soy capaz si no escribiera. Escribo porque al despertarme quisiera agradecer los ojos abiertos. Para mirar de pie lo que está demasiado lejos. Para escuchar qué es lo que ha quedado en la punta de la lengua. Escribo para renunciar al abandono y para tocar con las manos sigilosas la espalda tibia de alguien que aún no ha muerto. Para que la noche no sea siempre tarde. Para adelantar la piel y para demorarla. Escribo. Y aún no soy capaz de decir nada.


________________________________________________________________


Los árboles nunca llegan tarde al encuentro con las espaldas de los desconocidos. Sostienen al mundo tanto como lo hace el sol cuando al desaparecer riega con ramas aún mojadas los perfiles de los niños que juegan. Nos hacen suponer que están por encima del suelo para que no pensemos que el cielo es infinito y apenas celeste y vacío. Pero sus pies están hundidos en los mares, enumerando los nombres que inscriben con su piel todo el amor por el universo.




Carlos Skliar
De "No tienen prisa las palabras" - Candaya Abierta 5







(Buenos Aires, 1960) es investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de la Argentina, y del Área de Educación de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales. Desde 2005, junto a Diego Skliar, conduce en Buenos Aires el programa de radio Preferiría no hacerlo.

Es autor de los libros de poemas Primera Conjunción (1981), Hilos después (2009) y Voz apenas (2011) y del libro de aforismos y ensayos La intimidad y la alteridad (2006).