Estación Quilmes Estación Quilmes

  César Cantoni

3 de diciembre de 2016



  Valeria Assenza Parisi

25 de noviembre de 2016




mi madre se fue
con 42 años
y 35 kilos de cáncer

primero perdió
el apéndice
luego sus ovarios
y con ellos
la salud
el pelo
las fuerzas
el hambre
el trabajo
las ganas
el miedo
a partir

mi madre se fue
más liviana
que el aire





Sucesos

corren
los poderosos
corren

y esa mujer
deshace su aliento
al borde
de la olla

todos
preocupados
por las bolsas
que suben
o se desploman

en el barrio
se vuelve a matar
el hambre de la noche
a pan y mate cocido

en Wall Street
con un disparo.


Valeria Assenza Parisi
Argentina – 1968




(Inéditos)

Vive en Bernal. Es socióloga.
Tomó talleres literarios con Carlos Patiño, Patricia Aliberti y Marcos Silber.
Editó “A la vuelta del Unzué” – Ed. Estación Quilmes – 2014
Inédito: “Desde el Unzué” de próxima publicación.

Realiza junto a Fernando Delgado los blogs de poesía:
www.estacionquilmes.blogspot.com
www.poesiadelmondongo.blogspot.com


  Elida Berelejis

17 de noviembre de 2016





"escrito en un nictógrafo"
Arturo Carrera


así
de oscuridad
convocó fantasmas
cosas que no se dicen
por no fastidiar
el respiro
de pájaros
cosas que se escriben
puro caos
de palabras
enredadas en lágrimas
miedos
de aquellos
que cortan la garganta
así
sola
de oscuridad
en símbolos
que no rompan
la mañana
sucede el poema.

_______________________________


"no se va
el negro no se va"

un dolor
así
de vos
de golpe
de tarde
hundida
en los dientes
del tiempo
de vos
talento
rockero
al palo
un dolor
absurdo
tanto...
que no es cierto.


al negro García López                                                              

_______________________________


"mi puñado de esplín"
Horacio Ferrer

escondo el verano
en el bolsillo del tiempo
junto aire fresco
abro el sol cómplice
de la mañana
un café
más bien cargado
"mi puñado de esplín"
Inevitable
pero en algún lugar
me reconcilio
y sigo.




Elida Berelejis
De "vengo por el aviso" -  Ediciones Estación Quilmes (2015) libros artesanales

Reside en El Pato, Pcia. de Buenos Aires


  Denise Levertov

4 de noviembre de 2016




Adiós a la tolerancia


Geniales poetas de sonrosados rostros,
serios, ingeniosos,
que habéis dado al mundo
algunos bocados exquisitos,
fragmentos de lenguaje presentados
como se ofrece un filete de costilla
acompañado de cerezas con licor.
Adiós, adiós.

                 No me importa
si jamás vuelvo a probar vuestros finos guisos,
compañeros neutrales, videntes de ambos lados.

Tolerancia, cuántos crímenes
se cometen en tu nombre.

Y vosotras, bellas mujeres, horneadoras de los mejores pasteles,
donantes de sangre. Vuestras migajas
me ahogan, no me gustaría
tener una gota de vuestra sangre, bombeada
por delicados corazones, de pulso perfecto, que nunca
vacilan, insensibles
ante las pesadillas de la realidad.

Se trata de mis hermanos, mis hermanas,
cuya sangre se derrama a borbotones y se detiene
para siempre
porque habéis preferido creer que ello no os concierne.

Adiós, adiós,
vuestros poemas
cierran las boquitas,
vuestras confituras se enmohecen,
un abismo ha separado
                                  el suelo entre nosotros
y volvéis la mirada, sin saludar,
hacia otro lado.

No volveremos a encontrarnos
a menos que saltando sobre la grieta, dejéis
atrás los preciados
gusanos de vuestra apatía,
vuestras tibios sarcasmos,
vuestro jovial, mesurado
e irónico juicio neutral;
¿Saltar sobre el equilibrio
¿es excesivo? … pero
cómo fluirían y se mezclarían
gozosamente
nuestras fanáticas lágrimas.



Denise Levertov
(1923-1997)

Nació en Ilford (Inglaterra).

(De “Poems 1972-1982”. - Versión de Demófilo) Colección Antológica de Poesía Social
Biblioteca Virtual Omegalfa


Fotografía extraída: http://www.jhwriter.com/

  Victoria Schcolnik

27 de octubre de 2016




qué pasaría si un ejército llegara al lugar de batalla
y los enemigos hubieran muerto,
cómo hace uno cuando aquello
por lo que le ha tocado luchar
ya no existe
y se encuentra haciendo movimientos inútiles
limpiando la escarcha de los inviernos pasados
esperando lo que ya no se ama.


_____________________________________



vuela una bandada, una armonía china
hoy el cielo es un arpa, me quedaré todo el día escuchando
una hormiga recorre el jardín, ¿alguna vez
será el pasto una selva para mí?

tengo el alma bárbara
por lo salvaje y lo extranjera,
una parte de mí no aprendió el lenguaje aún
me dice las cosas por señas
como si yo entendiese telepatía




Victoria Schcolnik
Argentina – 1984

De: el refugio - Ed. abeja reina – 2008

Es Licenciada en Comunicación y desarrolla su obra como escritora desde 2005.
Editó dos libros de poemas: El refugio (abeja reina, 2008) y Una tierra (curandera, 2011). Sus poemas están incluidos en la antología La última poesía Argentina (Ediciones en Danza, 2008).
Organizó diversas producciones y ciclos poéticos y artísticos. Fue editora de la revista Ventizca –publicación que integraba arte, pensamiento, observación e investigaciones-; y co-dirigió, junto a Guadalupe Wernicke, VOCAL, una revista en formato de cd que integraba música y poesía.


Fotografía extraída de: clavesendiagonal.blogspot.com


  Alex Fleites

21 de octubre de 2016




ESPERANDO UN TREN



Hemos pasado la vida esperando un tren
Cada mañana vamos a la estación
con banderas y flores y allí nos estamos
hasta que la noche consciente
que las palmas y las nubes
se hagan un mismo mar de oscuridad

Esperamos un tren, nos dijeron nuestros padres
Esperamos un tren, les contestamos a nuestros hijos
cuando nos miran, con estupor u odio,
saltar por años entre rieles, disponer la música,
engalanar el anden con humildes plantas del país

Al principio recibíamos noticias de su paso
por ciudades y pueblos de enigmáticos nombres,
pero hoy solo queda la costumbre de atisbar,
la idea lejana de que nuestra vida se reduce
a esperar un tren, el que nos llevará
hacia conocidos parajes
donde mujeres cansadas, hombres taciturnos
y niños con ojos disminuidos por el sueño

aguardan un tren para marchar hacia otra estación
en la que otros esperan por viajar,
con idénticos rostros y ademanes a los nuestros



Alex Flites
De "Un perro en la casa del amor"  - Ediciones UNIÓN (2003)

Nació en Caracas, Venezuela en 1954. Periodista, editor y guionista cinematográfico.

  Cristian Aliaga

12 de octubre de 2016




Si tienes oscuridad


Si tienes oscuridad,
en algún lugar debe existir
la luz.
En tu lugar, los perros duermen
como algunas personas,
convencidos de que nada pasa.
Es mejor así:
la muerte llega por acumulación,
no por impacto.
Hay evidencias
de que nada pasará,
de que todo viento será en vano.

La verdadera caída es hacia arriba.




Tareas de fin de siglo


Hay quien trabaja para otros
con la cabeza partida
a la altura de las nalgas,
quien lo hace por placer, insaciable
con el cuerpo de la locura.
Hay quien mata para otros,
inclusive a sí mismo,
y no alcanza a tener remordimientos.


Cristian Aliaga
De Música desconocida para viajes (2002)

Tres Cuervos (partido de Puán, provincia de Buenos Aires,1962). Reside en la Patagonia.

Fotografía: www.bariloche2000.com