Estación Quilmes: 12-may-2010

  Salvatore Quasimodo

12 de mayo de 2010



A tu lumbre naufrago

Nazco a tu lumbre naúfrago,
tarde de aguas límpidas.

De serenas hojas
arde el aire consolado.

Erradicado de entre los vivos,
corazón provisorio,
soy límite vano.

Tu dádiva tremenda
de palabras, Señor,
descuento asiduamente.

Despiértame de entre los muertos:
cada uno ha agarrado su tierra
y su mujer.

Tú me has mirado adentro
en la oscuridad de las vísceras:
nadie tiene mi desesperanza
en el corazón.

Soy un hombre solo,
un sólo infierno.



Al tuo lume naufrago. Nasco al tuo lume naufrago, / sera d’acque limpide. // Di serene foglie / arde l’aria consolata. // Sradicato dai vivi, / cuore provvisorio, / sono limite vano. // Il tuo dono tremendo / di parole, Signore, / sconto assiduamente. // Destami dai morti: / ognuno ha preso la sua terra / e la sua donna. // Tu m’hai guardato dentro // nell’oscurità delle viscere: // nessuno ha la mia disperazione / nel suo cuore. // Sono un uomo solo, / un solo inferno.

Trad. Teódulo López Meléndez


Salvatore Quasimodo
Italia
De “Erato y Apòllion (1932-1936)”

Nace el 20 de agosto de 1901 en Sicilia . Poeta y periodista miembro del movimiento hermético italiano, recibió el Premio Nobel de Literatura en 1959. El discurso que pronuncia ante la Academia Sueca, en el que defiende el papel activo del poeta y de la poesía en la sociedad, será publicado en 1960 junto con otros ensayos en el libro El poeta y el político.
Muere en Nápoles el 14 de junio de 1968 a causa de una hemorragia cerebral; está enterrado en el Cementerio Monumental de Milán.
Obras: “Aguas y tierras” (1930); “Oboe sumergido” (1932); “Erato y Apolión” (1936); “Y de repente la noche” (1942); “La vida no es sueño” (1949); “La tierra incomparable” (1958); “El poeta y el político” (1960); “Dar y tener” (1966)