Estación Quilmes: 23-jun-2015

  Palmira Quiroga

23 de junio de 2015




Se derrumbará mi casa
masacrará mis fantasmas
después de la tormenta
esparcido al aire el polvo
me levantará despacio
todo será una fina arenilla volátil
empezaré a caminar
buscando
pero algo le pasará a la memoria
no tendré los nombres
no tendré el conocimiento físico-matemático
del arriba el abajo el atrás
no tendré el soporte del discurso cotidiano
que me tranquilice
algo como una parálisis-indesición-semicírculo
me retendra, me demorará
algo como una distancia me tironea
insistente, oblicua
reconoceré las zonas amadas de mi cuerpo
se anularán las sensaciones físico-culturales
se anularán los ordenamientos y el caos
algo empezará
no puedo ponerle nombre
habrá que fundar
no traspasará la carga con el pretexto de algunas cosas útiles
ante un camino nuevo
tengo derecho a un equipo incontaminado (no desinfectado)

Mi casa ha empezado a derrumbarse.



Memorias


Se nos despega el tiempo de los dedos,
las voz se nos vuelve historia pausada.
Somos, apenas perfiles,
adorando al humo,
en el bar de Charli, cada madrugada.
En lento descuido la noche resbala;
un cálido juego de charla y cortado,
nos transforma en mimos,
en el bar de Charli,
único escenario de la madrugada.
El público duerme.
Nos aplaude el alba.
Desde la perspectiva de la plaza,
se nos muere el pueblo, la ciudad avanza.
Y, en el escenario, saludan los mimos,
a la luz del sol, cada madrugada.


                                               
Palmira Quiroga
Casilda - Pcia. de Santa Fe

En: Viajeros del tiempo (1994) Revista de poesía y cuentos, editada por Fernando Delgado.