Estación Quilmes: 28-mar-2014

  Néstor Mux

28 de marzo de 2014



1

A veces nos humilla tener que acercarnos al otro.
Necesitar eternamente un extraño vecino
del alma que nos traiga consuelo.

(El hombre espera de la vida
lo mismo que espera de un espejo,
y por lo mismo llora.)

El otro está en otro sitio, en otra anónima eternidad
que sola va girando sin hallar
más que esa propia eternidad vacía.
Pero el hombre se obstina
se cansa, sufre, se aburre de su triste imagen,
y mientras cada criatura entra en su simple laberinto,
él vuelve a abrir los brazos, una vez más,
como el primer día.


15

Seguramente, el asombro no termina nunca,
es difícil decir qué quedó en la infancia.
En todo lugar hay un bello rostro,
un animal que busca nuestra mano,
un caminante que habla solo
(o con un dios piadoso que se acuerda de los hombres.)
Es cuestión de olvidarnos un poco de nosotros,
abandonar los espejos y las íntimas historias
en las que siempre somos sus víctimas taciturnas.

Así, un día cualquiera, se acercará un hombre,
y lo confundiremos con una fiesta.



Néstor Mux
Argentino – 1945


De "Nosotros en la Tierra"  - Ed. Sociedad de Escritores de la Pcia de Bs. As. – 1968
Premio:  Fondo Nacional de las Artes, 1967  - Roberto Themis Speroni, 1968. SADE

Obra: Ronald Companoca – Perú