Estación Quilmes: 05-oct-2012

  Raúl Carnota

5 de octubre de 2012

















Salamanqueando pa mí


Cuando me pille la muerte
la via´esperar
cajoneando fuerte el bombo
y l´hago bailar...
Salamanca... llévatela.

Me topé con una bruja
y al despertar
m´encontado con mi suegra
y se va quedar...
Salamanca... llévatela.

El diablo me anda buscando
no me encontró,
parece que yo le debo
un alma o dos...
Salamanca... llévatelo.

Mi chacarerita doble
es la sin sol.
"Machadito" y por las noches
sale mejor...
Salamanquero soy señor.

Mi mujer se me había ido
y un despertar,
yo me la encontré gritando
¡A trabajar!
Salamanca... llévatela.

Si es agarrado el pulpero,
créamelo,
después de los veinte vinos
no más me fío...
Salamanca... llévatelo.

Me han robado un gallo flaco
y sin espolón
ni pa´riña ni puchero,
pobre ladrón...
Salamanca... llévatelo.

Mi chacarerita doble
es la sin sol.
"Machadito" y por las noches
sale mejor...
Salamanquero soy señor.




Raúl Carnota 
Argentino – 1947

Nació en el barrio de Almagro de la ciudad de Buenos Aires.
En el año 1968 fue integrante de “Los Huanca Hua” y entre 1969 y 1972 del “Cuarteto Sur”. Entre los años 1974 y 1979 fue músico acompañante de Adolfo Abalos, Susana Rinaldi, Trío de Cuatro, Enrique Llopis, Hamlet Lima Quintana, Armando Tejada Gómez y Silvia Iriondo.
Paralelamente realizó una carrera solista desde el año 1990.
Es un reconocido autor y compositor que ingresa a Sadaic en 1977, y sus temas son grabados por Mercedes Sosa, Ángela Irene, Cantoral, Carlos Torres Vila, Chango Nieto, Los Indios Tacunau, Ariel Ramírez, Jaime Torres, Suna Rocha, Liliana Herrero, Santaires, Caracol Paviotti, Laura Albarracín, Silvia Iriondo, Alfredo Abalos y Los Chalchaleros, entre otros.

Intérpretación: Raúl Carnota

* Nota: En el norte argentino la Leyenda de la Salamanca tiene muchos adeptos, los que están convencidos de su existencia. Los cantores populares han recogido este pensamiento folclórico volcándolo en canciones que hablan de su existencia y logros obtenidos por aquellos que la han visitado.

Básicamente se trata del baile de los diablos, donde asisten los condenados, los perdidos, los poseídos, es decir todos aquellos socialmente repudiados. También entran a La Salamanca aquellos que quieren obtener ciertas destrezas para el canto, la oratoria, la jineteada, etc. que el Diablo les otorga a cambio de su alma, la que debe ser entregada en un tiempo estipulado en el contrato firmado con sangre. En la región montañosa el pueblo la ubica en las cuevas y socavones de las laderas. Dicen escuchar música, risas estridentes y un irresistible deseo de ingresar en ella. En cambio en la llanura boscosa el paisano dice que ésta se halla en lo profundo de los montes. Junto a los diablos , las diablas y los marginales que arman tremendo alboroto cantando y bailando, están las brujas y brujos que van a actualizar sus conocimientos.

* http://www.cuco.com.ar/salamanca.htm


Obra: La fogata de San Juan - Florencio Molina Campos