Estación Quilmes: 12-sep-2016

  Federico Spolianski

12 de septiembre de 2016




       En verano ando en bermudas, camiseta de algodón blanca escote en V y ojotas. También una bufanda al cuello, por si las moscas. Los playeros de la Esso me gritan: “¡Payaso!”. No sé si por la bufanda o por los brazos y piernas pálidas, la mata que asoma por la V del escote si olvido o pierdo la bufanda. “¡Ahí viene Ojota!”. Cuando dejo tanta piel y pelo al aire no soy un payaso, soy espléndido; no un Renoir, a ningún Renoir se le mueve un pelo.


       No existe mortaja para vela. No existe cementerio ni momento vela. Una vela no recibe pensión ni se jubila, trabaja hasta el no doy más. El lugar para una vela es un zaguán, un oratorio, un estar vecino al kohinoor, una partida de chinchón. ¿Qué profesión puede elegir? “¡Vamos!, ¿de profesión?”. “Vela”. “¿Qué hace?”. “Velo”, responde trans. ¿Cuántos avatares puede resistir? Le exigimos a una vela más que a un percherón.



Federico Spolianski
De “ATLÁNTOV”  (Ediciones del Dock, 2016)

Argentina, 1970.  Es Licenciado en Psicología (Universidad de Buenos Aires). Escribió Atlántov (Prosa poética y microficción, Ediciones del Dock, 2016), Duda Patrón (Prosa poética & microficción, Editorial Alción, 2010), El Agujero (Cuentos, Florida Blanca, 1995).


Blog: http://federicospoliansky.com/