Estación Quilmes: 23-jun-2012

  Ray Bradbury

23 de junio de 2012
























Cuando yo muera morirá el mundo


Pobre mundo que desconoce su destino el día que yo muera.
Doscientos millones se irán a la hora que yo me vaya,
me llevo este continente conmigo a la tumba.
Son muy valientes e inocentes, y no saben
que si yo me hundo ellos se hundirán detrás.
Por eso a la hora de la muerte aplauden los Buenos Tiempos
mientras yo, egoísta loco, doy la bienvenida a su triste Año Nuevo.
Las tierras más allá de mi tierra son inmensas y brillantes,
pero yo con una mano segura les apago la luz.
Acabo con Alaska, niego la Francia del rey Sol, degüello Gran Bretaña,
Quito de la mente la Madre Rusia con un parpadeo cruel,
Empujo a China por el borde de una cantera de mármol,
Derribo la lejana Australia y le pongo encima la lápida,
Pateo a Japón mientras avanzo. ¿Grecia? La barro en un instante.
Como a Eire, la hago volar y estrellarse.
Revolcándome en el sudoroso sueño, quito la esperanza a España,
Mato a tiros a los niños de Goya, atormento a los hijos de Suecia,
Con cañones de crepúsculo destrozo flores y granjas y pueblos.
Cuando mi corazón se detenga, el gran Ra se ahogará dormido,
Y enterraré todas las estrellas en las Profundidades Cósmicas.
Así que escucha, mundo, aterrorízate, estás avisado.
Cuando me enferme, ese día tu sangre está muerta.
Si te portas bien, cumpliré mi palabra y te dejaré vivir.
Pero si te portas mal retiraré lo que ahora concedo.
Ese será el fin de todas las cosas. Has enrollado tus banderas…
¿Qué pasa si me disparan y caigo? Se acaba tu mundo.



Ray Bradbury
EEUU (1920 – 2012)

De: Antología Poética.Selección y traducción: Marcial Souto.
Ed. Desde la gente  - 2000


Imagen extraída del blog artesincopado.blogspot.com.ar