Estación Quilmes: 09-mar-2015

  Marcos Silber

9 de marzo de 2015





Salud Pública

(para decir con ritmo de marcha)


Era hora no? lleva todo el tiempo
del tiempo la mala noticia la enfermadora;
claro, con vestidito negro.
Son las 6.15 A M, el sol amaga y sonríe
destellos festivos, de manantial!, de natalicio.
Era hora!..
En la cocina invisible del suceso -historia lo llaman-
hierven amargos dulces y dulces amargos.
No sorprende -o si- el jubiloso estallido
que todo lo barulla y contenta.
Era hora no? De sacudir tanta nochedad
y proclamar vivas a la vida; la de cuerpo entero,
del amanecer hasta el crepúsculo de cada cual.
Viva entonces el cieguito explorador de su amada sol;
vivan los albañiles levantados contra el andamio asesino;
vivan las afiebradas Bobary de mi barrio
viva el enano que lidia con el arbusto que no deja ascender;
viva el florista borracho gritador de
"gloria a las rosas aunque yo perezca".
viva la oscura que mató el espejo de la oscuridad;
viva el libertario y su arenga: "ricos del mundo,
atiendan su negocio, vayan ustedes a la guerra";
viva el llanero solitario, el justiciero;
vivan los bomberos donadores de fueguitos
para los desnudos;
viva el fantasma bueno que trabaja en los cuentitos;
viva la malquerida sublevada contra el inepto;
viva el río encantado que sopla Juanele;
vivan los amores que me aluvionaron
y los perfumes que los recobran;
viva la ordenadora de las tres horas de cada jueves;
viva la pelota que me besó el corazón
desde el fondo de la red;
viva la tempestad de los combatientes
bisnietos del colosal Espartaco abuelo;
viva Don Raúl que le surció las medias
a la calle de los desesperados;
vivan los 30.000 de regreso a casa;
vivan los proveedores de las aes a las zetas
para nutrir a los negados;
viva las pasionales camelias de la Dama;
viva el pan justo llegado a la justa hora;
vivan los buñuelos que la anciana hermana
fríe para mí.
viva la que me pierde y me gana
cuando me cantaguea "nostalgia" y "desencuentros";
viva el brebaje que riega en mis páramos
el Teuco hermanito.
Y que viva y reviva la vida -en buena hora-
con ventanas abiertas de par en par
y luces de tiempo completo;
con pescadores serenos y victoriosos,
mujeres firmes y dichosas,
y chicos corriéndole carreras a las nubes
sobre la manta dorada de la playa
jugando a que la vida para siempre siempre
sin cesar.



Marcos Silber
Argentino – 1934



(Inédito)

Pintura: Mujer con alegría  -  Analía Seghezza

Fotografía: http://tiempo.infonews.com/nota/68630/el-poeta-que-escribe-con-una-mano-de-piedad-y-otra-de-furia