Estación Quilmes: 15-sep-2011

  Amin Al – Rihani

15 de septiembre de 2011




Oriente


Yo soy Oriente.
Yo soy el camino que sigue el Sol
desde las profundidades de las tinieblas de la existencia
hasta las eternas esferas luminosas.
Cada día se encarama en mis hombros y me recompensa
de hermosa manera.
Sí. En mi bolsillo, en mi mano, en mi alma está el oro
de la aurora.
En ninguna de las minas de la Tierra hay otro igual.
Yo soy Oriente.
He venido hasta ti, Occidente, como amigo.
En mis bolsillos y en mis manos llevo cosas que pertenecen
a los campos y a las montañas del espíritu,
y cosas que pertenecen a las profundidades de la vida,
cosas que complacen a Dios y complacen al hombre,
y cosas que no gustan ni al hombre ni a Dios.
Tengo lo que ha de tranquilizar y reanimar tu alma inquieta,
tengo lo que curará a tu corazón de las enfermedades de la
civilización,
tengo lo que resucitará en ti una justicia que sobrepasará
a tus maldades.
Y un sacramento que santificará a tus iguales.
Yo soy Oriente. Tengo filosofías, tengo religiones.
Pero ¿quién me dará, a cambio, aviones?




Amin Al – Rihani



Líbano (1876-1940)


En: Árabes 1
Poemas, crónicas y relatos en Sudamérica
Ed. Desde la Gente - 2003
Trad. Leonor Martínez Martín


Fue un poeta, filósofo e historiador nacido en el Líbano. Fue el gran opositor a la Liga del Cálamo, fundada por Yibrán Jalil Yibrán en 1920. Recorrido los cinco continentes y durante su estadía en Brasil, estableció contacto con los escritores de la Liga Anadalusí de Sao Paulo. Escribió más de 50 libros destacándose: “Un testigo árabe del siglo XX”, donde narra la vida fuera de su país natal.