Renzo Cecenarro : Estación Quilmes Estación Quilmes:   Renzo Cecenarro

  Renzo Cecenarro

28 de diciembre de 2010




voy en caminante
en caminando
reordenando los espejos
donde nos miro
y te especifico
literatura de desborde
exaltando las violáceas
el porvenir
eso, el porvenir
cómo seré el de entonces
el caminante bisel
el que conjuntiva las manos
un centinela
lupa de esquizofrenia
un libro abierto
tenue
bajo las palmeras
cómo seré
cómo seré el que conociste
atiborrante
e impreciso
cubierto de enfermos abriles adelantados
y un insomnio atroz en la corbata
desfile de monogramas
enfrente a tu polimórfica obsesión
de candiles
y resolanas
y cómo seré
cómo estaré siendo ahora
en tu lenguaje
patrimonio de asteroides
circunvuelos a un trapecio
desde donde cantabas
tengo nidos, nidos en el alma
y yo qué respiro
cómo estaré siendo
cómo seré el de entonces
en esta desbandada
de palabras vulcanitas


_____________________________



fuera de tu sistema de sombras
cuelga el pañuelo a la silla

la heladera se refugia
en el vacío de las ollas

tu ropa trascendente
se arruga cerca de los broches

ahora se discute:
puedo creer en los peces
pero no corretearlos,
eso me da la premisa
de que un gato
por más inoportuno
e inasible
que pueda ser
se revolotea realmente
por los aparatejos
entre el colchón
entre los elefantes de adorno
y eso
me airifica
me
sustrae
me da vida,
no es por los peces en realidad
no les temo
no me incomodan
y creo que por no incomodarme
tampoco me inquietan
y vos viste
viste lo que es un gato
así que no es contra el aleteo
es por el misterio del felino mismo


pesco una almohada de tu lago naranja
y lo demás
todo lo demás
sólo es encimarte

la palabra soledad
suena agradable
si es que pensamos en su sonido...
ahora bien,
yo les propongo
que cierren los ojos
y piensen la soledad
desde los ojos cerrados
a ver si pueden encerrar
en una sola cesta expresiva
toda esa espantosa masacre
que espectra al hombre
en la atadura de las vértebras
y lo vence
haciéndolo invisible
y lo justifica
en lo innecesario de su devoradura;
¿qué será la soledad
para mis hijos?
¿qué soledad pensaré
el día que la lengua se me aturda?



Renzo Cecenarro

Nació en Catamarca. Es poeta y músico.
Cursa el profesorado de letras en la Universidad Nacional de Tucumán.

3 comentarios :

Pato dijo...

Me acuerdo el día que lo escuchamos en el Club, no me olvido la emoción de estar presenciando algo diferente. Fernando y yo corrimos a buscar sus huellas, nos miramos y sonreímos estábamos como dos chicos ante la maravilla :)

Gracias por estos poemas, falta el acento catamarqueño nomás!

Un abrazo para los dos, Vale y Fernando, un placer haberlos conocido, un feliz año nuevo!!

Patricia.

ESTACION QUILMES dijo...

Gracias Pato, nosotros también nos alegramos mucho del espacio que generaste desde la radio, los encuentros de poesía, conocer y hacer conocer, compartir con tanta gente un lugar tan cálido para los poetas.

Un brindis por los encuentros de poetas!!! Un fuerte abrazo para vos y Ayelén.

Valeria - Fernando

Aye dijo...

Qué linda poesía la de este pibe! me deja pensando en las palabras, en las frases en las volteretas de animales... y sí, le falta el acento nomás! jaja

Gracias Valeria y Fernando por compartir estas poesías con nosotros, acá en la web, y en el club, y en la radio, por todos lados :)
Feliz de haberlos conocido! Otro abrazo para uds!