Baldomero Fernández Moreno : Estación Quilmes Estación Quilmes:   Baldomero Fernández Moreno

  Baldomero Fernández Moreno

4 de noviembre de 2010




Soneto a tus vísceras


Harto ya de alabar tu piel dorada,
tus externas y muchas perfecciones,
canto al jardín azul de tus pulmones
y a tu tráquea elegante y anillada.

Canto a tu masa intestinal rosada,
al bazo, al páncreas, a los epiplones,
al doble filtro gris de tus riñones
y a tu matriz profunda y renovada.

Canto al tuétano dulce de tus huesos,
a la linfa que embebe tus tejidos,
al acre olor orgánico que exhalas.

Quiero gastar tus vísceras a besos,
vivir dentro de ti con mis sentidos…
Yo soy un sapo negro con dos alas.




Baldomero Fernández Moreno
Argentino (1886 – 1950)

De. “El amor en la poesía argentina”
Selección de Eduardo Romano
Ed. Del Club – 2003

Nació el 15 de septiembre en Buenos Aires, Argentina en 1886 y murió en 1950. Es considerado uno de los más importantes exponentes de la corriente o tendencia denominada sencillismo. Hijo de padres españoles, vivió años en España, donde estudió Humanidades. En 1899 regresó a Argentina e inició un lento aprendizaje literario, a la vez que avanzó y concluyó sus estudios de Medicina, profesión que ejerció en paralelo a su vocación poética. Fue colaborador en periódicos y revistas, obtuvo el Premio Nacional y el Municipal de Literatura y fue miembro de la Academia Argentina de Letras.
Entre sus obras figuran: “Intermedio provinciano” (1916), “Ciudad” (1917), “Por el amor y por ella” (1918), “Campo argentino” (1919), “Versos de Negrita” (1920), “Nuevos poemas” (1921), “Canto de amor, de luz y de agua” (1922), “Mil novecientos veintidós” (1922), “El hogar en el campo” (1923), “Aldea española” (1925), “El hijo” (1926), “Décimas” (1928), “Último cofre de Negrita” (1929), “Sonetos” (1929), “Cuadernillos de verano” (1931), “Dos poemas” (1935), “Seguidillas” (1936), “Romances” (1936), “Continuación” (1938), “Yo médico, yo catedrático” (1941), “Buenos Aires” (1941), “San José de Flores” (1943), “La mariposa y la viga” (1947).

2 comentarios :

Palabras como nubes dijo...

Un genio, don Baldomero, no me digan que no :)

Cuánto hacía que no leía nada de él.... Gracias por traerlo.

Jeve.

ESTACION QUILMES dijo...

De nada Palabras...el placer es nuestro de releerlo y compartirlo. Y sí...sencillamente un genio :))